La Guerrera está malita

Llevo toda la semana sin ganas de comer, aunque al menos, ya se me han quitado las ganas de vomitar. ¡Y con lo que me gusta a servidora la comida! Bueno, si sigo así mucho tiempo, quizá consiga quitarme esos kilitos de más, que aunque no estoy diciendo que esté gorda (que no lo estoy) siempre quedan algunas reservillas en la tripita, los michelines, ... En fin. Que nunca antes me había sentido por tanto tiempo indiferente a la comida. ¡Habrá que sacarle partido!

3 comentarios:

Conectada dijo...

Espero que por "sacarle partido" no entiendas que me esté acostumbrando a hacerte las tareas de la casa...

La Guerrera dijo...

vaya, me has pillado ;)

Por cierto, que la Guerrera sigue malita. Ahora está afónica... Vaya racha que llevo, de verdad.

Agent / Su dijo...

Pongase buena, guerrera